La noche más oscura

Desde luego que no vamos hablar de la famosa película de Kathryn Bigelow, magistralmente interpretado por Jessica Chastain, sino de la situación por la que atravesamos los venezolanos desde el jueves 8 de marzo. Esa situación, aunque intentemos describirla resulta muy difícil imaginársela si no se ha vivido. Noches oscuras y días casi tan “oscuros” como las noches. Para la mayoría de los venezolanos no tener luz significa quedarnos además sin agua y con un apagón de la magnitud del que tuvimos, significó también quedarnos sin comunicaciones, sin teléfonos CANTV, ni telefonía celular, quedarnos sin Internet y sin muchos otros servicios. Significa que la banca no funciona, ni disponer de cajeros automáticos para buscar dinero, ni podías ir a tu banco a buscarlo; significa que no funcionan la gran mayoría de los puntos de venta; que la inmensa mayoría de los comercios estaban cerrados y los pocos que estaban abiertos, cerraban muy temprano, por no tener instalaciones de luz de emergencia o por temor a desvalijamiento, robo o vandalismo. Significa que tampoco funciona el metro para desplazarte a tu trabajo y que no puedes desplazarte por la ciudad pues el transporte público de superficie colapso hace tiempo por falta de repuestos, cauchos, baterías. Significa, si tienes vehículo, que tienes que ahorrar la gasolina que tengas porque si se te acaba o no tienes, casi no hay donde surtirla, por la falta de electricidad y la falta de distribución. Significa que el sistema de salud pública, los poco hospitales que aún prestan algunos servicios tenían que cerrar sus quirófanos, sus emergencias y que poco a poco hasta las clínicas privadas también fueron colapsando, implicando que si tenías un problema grave de salud estabas en grave peligro, porque no había medicinas, ni quirófanos, ni atención básica y ni hablar si el problema no era grave, sino una dolencia general pero que requería tratamiento médico hospitalario no tenías donde hacerla, pues te rechazaban en todas partes por no ser una emergencia.

 

En fin que no se trata de describir las dantescas penurias o inspirar lástima, sino describir para que se tenga una idea de a donde ha llegado el nivel de indolencia e incapacidad de esta dictadura; a donde ha llegado el nivel de destrucción no solo de la instituciones democráticas del país, sino de su infraestructura básica y fundamental. Porque todos sabemos, a pesar de que el régimen pretenda sacudirse la responsabilidad y culpar a otros, que esto no es más que un auto sabotaje, es padecer su propio nivel de destrucción, que ha llegado al punto de qué ellos mismos y sus seguidores se convierten en víctimas de la destrucción del país que durante 20 años han perpetrado.

 

Pero aun medio de esas calamidades, también notamos la reserva moral del país, rasgos indudables de solidaridad humana, entre vecinos y entre el ciudadano común y corriente y el comerciante que entregaban mercancía confiado en que en algún momento se les pagara; personas que generosamente ayudaban con el transporte; locales que ofrecían sus instalaciones para cargar celulares o prestar electricidad a pacientes que necesitaban conectar algún equipo; intercambio de información, la poca que se podía obtener por redes sociales. Ni que hablar por supuesto de la solidaridad de los venezolanos en el exterior angustiados sin saber de sus familiares, durante largas horas y días pero que sin embargo hacían lo que podían por ayudar o por lo menos por mostrarse solidarios. Ahora no queda sino dar las gracias a todo lo que de alguna forma, desde el exterior, contribuyeron a aliviar las penurias del pueblo venezolano y pedirles que estén alertas y atentos porque pronto acudiremos a ustedes una vez más para que ayuden en el proceso de desalojar la dictadura de Venezuela y luego en la reconstrucción del país, porque los venezolanos demostramos que vamos a sobrevivir a esta desgracia y que pronto gozaremos nuevamente de la democracia que este gran país merece.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Editoriales, Venezolanos siempre por venezolanossiempre. Guarda el enlace permanente.

Acerca de venezolanossiempre

Plataforma independiente integrada por representantes de organizaciones no gubernamentales orientada a comunicarse con la creciente comunidad de venezolanos en el exterior, para mantenerlos en contacto, informados y actualizados sobre temas de nuestro país: cultura, ciencia, educación, música, deportes, economía, emprendimiento, gastronomía, turismo, etc., sin faltar la actualidad político-electoral.

Un pensamiento en “La noche más oscura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s